Madrid Salud Inicio ¿Quiénes somos? Sugerencias y reclamaciones Contacte Madrid Salud

Principal › Archivo de Temas

Investigaciones sobre la presencia de las drogas en el mundo laboral

(Información extraída de la ponencia presentada por Dña. Sol de Ena, psicóloga, Adjunta al Departamento de Reinserción del Instituto de Adicciones. De Madrid Salud, en las I Jornadas sobre Prevención del consumo de drogas en los centros de trabajo, de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Madrid, de 27 de noviembre de 2006).

El estudio de la presencia de las drogas en el medio laboral en España se inicia en el año 1987 con la investigación “Las Drogodependencias en el Mundo Laboral” (Departamento de Servicios Sociales de UGT, Madrid).

Los resultados de esta primera investigación pusieron de relieve que los consumos de drogas legales e ilegales tenían una presencia significativa entre los trabajadores y trabajadoras españoles: En torno a un 20% de los trabajadores consumía alcohol de forma abusiva, un 11,5% había consumido cánnabis en el último mes, unos 3,1% tranquilizantes, un 2,4% cocaína y un 0,6% heroína. Además, manifestaban que estos consumos les habían ocasionado un conjunto de problemas familiares, de relación con los demás, de salud y laborales.

Como problemas familiares , señalaban deterioro de las relaciones familiares (en cuanto a que habían producido un aumento de la conflictividad en las relaciones con cónyuges y entre padres e hijos), falta de comunicación en la pareja y dificultades económicas. Así mismo, destacaban que la soledad y el aislamiento en la unidad familiar, los malos tratos a la pareja e hijos y las rupturas familiares eran también problemas causados por los consumos de drogas.

En cuanto a los problemas vinculados a las relaciones sociales destacaban el rechazo de amigos y conocidos, el mal ambiente entre compañeros y el aislamiento social.

En relación a los problemas de salud , indicaban afecciones tanto a nivel orgánico como psicológico, tales como envejecimiento prematuro o depresiones.

Como problemas laborales , señalaban accidentes en el trabajo, absentismo laboral reiterado y sanciones o despidos.

A raíz de este estudio, se comprobó que era importante tener información precisa y regular de la incidencia de las drogodependencias en el mundo laboral, ya que el uso de drogas supone un gran impacto negativo tanto en los propios trabajadores y trabajadoras como en el conjunto de la actividad empresarial.

Estudios más recientes, como el realizado en 2001 por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, a nivel nacional, o el realizado por la Comunidad Valenciana en 2005, a nivel de dicha Comunidad, confirman la realidad observada en 1987.

La conclusión de estas últimas investigaciones es que los trabajadores tienen más factores de riesgo para consumir alcohol y otras drogas que los demás grupos de población o colectivos ya que a los factores comunes al conjunto de los ciudadanos, se suman los vinculados específicamente al ámbito laboral.

Entre los factores de riesgo laborales destacan:

Entre los factores de riesgos no laborales , comunes al conjunto de ciudadanos, los que más peso parecen tener en su correlación con los consumos de drogas son:

EL POLICONSUMO EN EL COLECTIVO DE TRABAJADORES

El consumo simultáneo de diferentes drogas o policonsumo, es un hecho bastante generalizado entre los trabajadores españoles. Destacan cuatro modelos de policonsumo:

Los que consumen psicofármacos, en mayor proporción son: mujeres, mayores de cuarenta y cinco años, los que viven en pareja y separados, empleados, funcionarios, y directivos. Trabajan en los sectores de comercio, hostelería, banca así como en educación y sanidad, estando preferentemente vinculados a medianas empresas.

CONCLUSIONES

Trabajar bajo los efectos de las drogas perjudica al trabajador, a sus compañeros y a la empresa, por tanto es necesario sensibilizar, ayudar, informar y formar sobre drogas, tanto a los trabajadores como a los empresarios, para afrontar adecuadamente los problemas derivados de los consumos en el medio laboral.

Reducir o abandonar el consumo de alcohol, dejar de fumar o dejar de consumir otro tipo de drogas implica iniciar un proceso de cambio en el estilo de vida que requiere tiempo y esfuerzo. Los centros de trabajo se muestran como lugares idóneos desde los que prevenir y afrontar el problema de las drogodependencias y, con ello, determinar el inicio de un cambio. Contar con el apoyo de la empresa se muestra necesario para el éxito tanto de los programas de prevención como de los programas de atención a las drogodependencias, destacando la importancia de la colaboración del ámbito empresarial en el desarrollo de programas específicos de reinserción e integración sociolaboral.

Superar una dependencia es una de las decisiones más importantes que una persona puede tomar a lo largo de su vida. El apoyo que esta persona reciba desde distintas instancias de su empresa, es, probablemente, decisivo a la hora de superar el problema, y contribuir a la mejora de su situación laboral y de su calidad de vida.

Por último, destacar la importancia de la coordinación de las empresas o de sus servicios médicos con las redes de atención a las drogodependencias, que puede ser crucial a la hora de facilitar y apoyar la decisión de los trabajadores acerca del abandono de una dependencia o un consumo problemático de alcohol o de otras drogas.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍCAS

Nuestras visitas