Madrid Salud Inicio ¿Quiénes somos? Misión y Visión Sugerencias y reclamaciones Contacte Madrid Salud

Principal › Archivo de Temas

Violencia de género y adolescencia (I)

Introducción

La violencia de género está presente en el día a día de nuestra sociedad. Una mañana, tarde o noche cualquiera, nos vuelve a sorprender la noticia de otra mujer muerta, víctima de su pareja, amigo, novio, marido o compañero sentimental. Durante el año 2007 se han contabilizado 76 nuevas muertes. Estos datos, tan alarmantes, nos podrían llevar a pensar que los avances de carácter legislativo, educativo y de sensibilización de los últimos años, no han producido los cambios profundos necesarios para poder terminar con un problema tan grave.

La violencia en general es un fenómeno complejo del que se han buscado diferentes interpretaciones a lo largo de la historia, y la violencia de género no se ha librado de este ir y venir de las interpretaciones. Por tanto no estaría de más acercarnos a diferentes explicaciones sobre la misma.

Acercamiento explicativo

En el campo de la psicología existen diferentes modelos teóricos que intentan explicar el fenómeno de la violencia, con un abanico muy amplio de posibilidades, desde las teorías más clásicas fundamentadas en la etiología de la violencia, hasta las más recientes que buscan proporcionar esquemas explicativos para prevenir y tratar de disminuir la violencia.

Desde un modelo psicopatológico, el foco de atención se pone en las características personales del agresor y las explicaciones sobre la violencia generada sobre la mujer serán de naturaleza psicopatológica (Teoría del Impulso, Teoría de la Frustración, Teoría de la Agresión,...)

Para un modelo psicosocial como la Teoría del Aprendizaje Social, “la violencia es un comportamiento social específico”, que se desarrolla a través de procesos de aprendizaje, “las personas no nacen con repertorios prefabricados de conducta violenta, sino que pueden adquirirlos, bien por observación de modelos o por experiencia directa” . Así, la violencia se adquiere a través de factores biológicos, experiencia directa y aprendizaje observacional.

Dentro de este mismo modelo, la psicopatología evolutiva concibe la violencia como “una serie de reorganizaciones cualitativas entre distintos sistemas conductuales, que siguen un proceso de diferenciación e integración jerárquica, a partir del cual se adquieren niveles de competencia (social, emocional y cognitiva) progresivamente más complejos”.

Para el modelo sociocognitivo, la violencia se explica en atención a los factores cognitivos, estos son adquiridos a través del aprendizaje y el desarrollo, contribuyen a la percepción e interpretación de las experiencias sociales que conducen a la violencia, median en la respuesta individual violenta como respuesta a experiencias sociales y explican los modelos de violencia y victimización.

En el modelo socio-cultural, la “Teoría de los recursos”, plantea la violencia en términos de mayor o menor cantidad de recursos personales. Se entiende por recurso un conjunto de variables como economía, inteligencia, saber, prestigio, respeto, autoridad, violencia, etc. La violencia sería un recurso como defensa contra la frustración.

Otra explicación dentro de este modelo es la agresión como forma de poder, produciéndose la violencia cuando este poder es cuestionando, con el objetivo de detener y sostener el poder cuestionado. En el enfoque ecológico, la violencia está influida directamente e indirectamente por los diferentes niveles que conforman el sistema.

Para finalizar, el enfoque teórico del feminismo radical, plantea la violencia hacia la mujer como una posición social de la estructura patriarcal, donde la hegemonía cultural y política de los hombres produce un control social sobre las mujeres.

Nuestras visitas