Las cachimbas, ¿una moda inocua?

Home / Adolescencia / Las cachimbas, ¿una moda inocua?

A nuestro Servicio de Orientación Familiar en ocasiones nos llegan consultas sobre si debemos normalizar o, incluso permitir, el uso de las Cachimbas o Sishas entre nuestros/as adolescentes y jóvenes. En determinados ámbitos, la práctica social de fumar sishas se ha puesto de moda, y es que su accesibilidad, la posibilidad de compartirla con otros ‘colegas’, su sabor afrutado y más agradable que el tabaco o la falta de mensajes de advertencia sobre sus riesgos, pueden ser los factores que podrían explicarlo.

No es nada extraño encontrar en los escaparates de muchos estancos y otras tiendas espacios donde las venden, así como sitios para fumarlas.

¿Qué es una Cachimba?

Una Cachimba es una pipa de agua que  permiten fumar tabaco aromático a través de un filtro de agua y una o varias boquillas, lo cual lo convierte en una especie de acto social. El humo, que puede tener diferentes sabores, está formado por tres ingredientes: tabaco caliente, melaza y fruta. Hay sabores diferentes como fresa, mora, piña, menta y muchos más.

¿Quiénes son los consumidores de cachimbas?

Muchos chicos y chicas han fumado en algún momento Cachimba y, algunos o algunas lo hacen regularmente. Los usuarios son bastante jóvenes, entre 15 y 25 años, siendo la edad promedio de los consumidores  de 22 años. La gran mayoría piensa que no implica ningún riesgo para su salud en comparación con el consumo de cigarrillos. Y muchas personas adultas tienen la misma idea preconcebida.

¿Se puede consumir Cannabis con la Cachimba?

Algunos/as adolescentes y jóvenes  mezclan el tabaco con los derivados del cannabis (marihuana y/o hachís) y sustituyen el agua por bebidas alcohólicas, lo cual hace que esta práctica sea todavía más dañina.

¿Que ideas falsas existen sobre las Cachimbas y la salud?

Existen una serie de MITOS extendidos y normalizados sobre las Cachimbas que conviene desmontar:

  • Fumar en Sisha es más sano que fumar tabaco. Los compuestos cancerígenos siguen estando ahí, y, lo que es peor, están en mayor dosis si lo relacionamos con el tiempo de exposición. Un cigarrillo se fuma en cinco minutos, pero una Shisha no.
  • Fumar Shisha es como vapear y más sano porque solo se inhala vapor de agua. El humo de la cachimba siempre es dañino a pesar de pasar a través del agua. Fumar en pipa de agua no tiene nada que ver con vapear, y lo que se inhala es humo de la combustión del tabaco y no vapor de agua.
  • Fumar en Shisha no produce adicción porque casi no tiene nicotina. Las Sishas contienen nicotina y esta es una sustancia adictiva. Da igual que cambie la forma de consumo, la sustancia sigue estando ahi y su poder adictivo también.

En definitiva, fumar Shisha no es sano, ni es más sano que fumar cigarrillos. Debemos hacer llegar el mensaje de que es una actividad que no debe asociarse nunca a llevar una vida sana, por muy de moda que esté.

Como ocurre con cualquier tipo de sustancia como padres y madres un gran aliado es una buena informacion, y acercarnos a nuestros hijos/as para propiciar un diálogo  que les ayude a reflexionar y desarrollar un pensamiento crítico sobre prácticas que se normalizan en nuestra sociedad.

 

Pilar Coello

Psicóloga y Orientadora Familiar del Servicio PAD

 

Entradas Relacionadas