¿Cómo ser ‘referentes’ para nuestros hijos e hijas con el uso de la tecnología?

Home / Adolescencia / ¿Cómo ser ‘referentes’ para nuestros hijos e hijas con el uso de la tecnología?

En repetidas ocasiones, tanto aquí en el Blog del Servicio PAD, como en el resto de servicios asociados al trabajo de adolescentes y TICs, se ha hablado de la importancia de que padres y madres “sean un buen modelo” para sus adolescentes  en lo referente al uso de las pantallas. Una situación que ya presentaba cierta complejidad era el estilo de vida actual, y el amplio abanico de posibilidades a nivel de ocio, información, vida social, compras online, etc., que ofrece la tecnología, pero ahora hay dificultades añadidas por estar pasando por una pandemia: se ha fomentado el teletrabajo y el estar conectado o pendiente de un dispositivo electrónico durante varias horas al día, se han reducido las alternativas de ocio, la facilidad de mantener relaciones sociales a pesar de las medidas de desplazamiento, el número de personas por grupo o el toque de queda.

¿Cómo podemos encontrar un equilibrio entre ser un “buen modelo” en cuanto al uso de la tecnología, cumpliendo las medidas recomendadas a nivel sanitario?

  • Fijando horarios, mostrando que fuera de esos horarios somos capaces de no recurrir a las TICs. Es importante aclarar que cuando hablamos del tiempo de uso de TICs, nos referimos también al tiempo que nuestros pensamientos o acciones están ligados a las TICs, por ejemplo: no estoy jugando a un videojuego o viendo una serie, pero mientras trabajo o realizo otras actividades estoy reproduciendo en mi mente imágenes asociadas a cuando juegue o vea la serie.
  • Repartir tareas domésticas: el tiempo que estemos dedicando a estas tareas es tiempo que no dedicamos a nuevas tecnologías. Negociar la posibilidad de que el o la adolescente pueda elegir la tarea para que cuente con un poco de motivación al realizarla.
  • Dando mensajes de prioridades por encima de las TICs, por ejemplo, la comunicación familiar, pasar tiempo juntos, no descuidar a personas, responsabilidades u otras actividades que me gusten. ¿Cómo hago esto?:
    • Reservando un tiempo al día o la semana para poder hablar o realizar alguna actividad en familia.
    • Realizar una lista de posibles actividades alternativas: realizar algún deporte en casa o al aire libre, leer, cocinar, jugar a algún juego en familia, escuchar música, escribir, dibujar, manualidades o tocar algún instrumento.
    • Respetando los horarios de comida y sueño sin TICs.

Estas pautas pueden parecer simples a la hora de leerlas, pero el mayor trabajo es ser constante, día tras día manteniendo una misma línea, y que nuestros mensajes similares a “no utilices tanto las nuevas tecnologías” sea coherente con cómo me comporto yo como padre o madre y el tiempo que yo mismo utilizo dichas tecnologías.

Si tienes dudas o te surgen dificultades al proponer estas pautas en casa, especialmente si están asociadas a algún tipo de uso abusivo de la tecnología, puedes ponerte en contacto con nosotros/as en el teléfono del Servicio PAD.

 

Mariana Miracoli Costales

Psicóloga y Orientadora Familiar del Servicio PAD

 

 

 

 

Entradas Relacionadas